Fianzas

 Las fianzas son tipos de contratos que se hacen para garantizar el cumplimiento de alguna obligación (casi siempre alguna obligación derivado de otro contrato), convenio o ley existente.  Hay varios tipos de fianzas, y estas dependen de la obligación contractual que se quiera garantizar.

La persona que es el responsable del contrato se llama fiador (que esto lo constituye una afianzadora o ente registrado para poder emitir la fianza), el solicitante de la fianza es el deudor o fiador y la persona a la cual la fianza ampara se le llama el acreedor.

Entre los principales tipos de fianzas que existen se encuentran:

fianza de fidelidad:

(fianza individual para un empleado, fianzas colectivas de toda la empresa, fianzas en exceso, etc.)

fianzas judiciales:

(fianza de libertad provisional, fianza de pensión alimenticia, fianza judicial de amparo, etc.)

fianzas administrativas:

(fianzas de licitación, fianzas de cumplimiento de contrato, fianza de anticipo, fianza de importación/exportación, fianza de rifas y sorteos, etc.)

fianzas de crédito

 Accidentes Personales:

Este seguro cubre la muerte del asegurado como consecuencia de un accidente.  Se entiende por Accidente toda lesión corporal sufrida por el asegurado independientemente de su voluntad, por la acción repentina y violenta de o con un agente externo

El seguro de accidentes personales, cubre a los trabajadores de una empresa en caso de accidentes laborales durante el desempeño de su trabajo  y en algunas pólizas cubre también los accidentes durante el tiempo fuera de su labor; en su vida privada.  Brinda cobertura en caso de muerte accidental, invalidez total o parcial, y  en algunas pólizas cubre el reintegro de gastos médicos por accidentes.