Responsabilidad Civil

El seguro de responsabilidad civil cubre la indemnización que el asegurado deba a terceras personas a consecuencia de un hecho que cause un daño (no doloso) previsto en el contrato del seguro.  Este seguro también protege al asegurado porque evita que se disminuya el patrimonio propio.  Los daños de los que se es responsable pueden ser por actos propios, personas dependientes del asegurado, cosas inanimadas, animales.  Generalmente los riegos que no son asegurable bajo la responsabilidad civil son: daño doloso, aspectos de suelos y subsuelos, responsabilidades administrativas en las que se incumple la ley.

  •                  Algunas de las coberturas que brindan las empresas de seguro son: seguros de alquiler, predios y operaciones, productos, trabajos terminados, responsabilidad civil familiar, contractual, patronal, contaminación ambiental, daños morales, calderas y equipos bajo presión, etc.